Coeficiente Intelectual

Una de las mejores formas de “calcular” nuestra inteligencia es realizando el conocido test de coeficiente intelectual. Un psicólogo alemán llamado William Stern fue el primero en emplear este tipo de test, que fue creado a partir de un test de inteligencia para niños inventado en el siglo XX por dos colegas como fueron Binet y Simon.

Es un sinónimo de cociente intelectual, y su abreviatura es CI,  siendo en inglés IQ. Para conseguir el resultado del CI hay que basarse en la proyección del rango medio de la persona que realiza el test en una campana de Gauss, con valores según su grupo de edad, la inteligencia media como valor central y la desviación estándar de 15.

 

 

El resultado medio de una persona adulta en este tipo de test es de 100, por lo tanto los que tengan un resultado del examen de más de 100, pueden considerar su inteligencia por encima de la media. Se ha demostrado que el CI de los padres del sujeto, afectan de forma sustancial al resultado de la prueba del mismo. De ahí que los niños suelan heredar esta capacidad de sus propios padres, si bien siempre podemos encontrar sorpresas por un desarrollo desmesurado de su inteligencia.



Historia de estas pruebas de inteligencia

El cociente intelectual conocido como Cociente intelectual y abreviado en español CI, aunque usualmente se usa su abreviatura en inglés de  intelligence quotient, IQ, es una puntuación que se ha obtenido de la inteligencia de una persona mediante test estandarizados diseñados para el efecto de medición de dicha inteligencia. Su uso remonta a 1912 cuando el psicólogo alemán William Stern diseñó este sistema para puntuar los resultados que se habían obtenido de la administración de algunas pruebas  de inteligencia para niños por Alfred Binet y Théodore Simon, el mismo serviría para comparar dichos resultados entre sí.  Por aquel entonces, el método resultó lógicamente revolucionario y estaba  concebido de manera que se dividía la "edad mental" por la "edad cronológica" y se multiplicaba el resultado por 100, y el resultado es el cociente intelectual individual.

medir coeficiente intelectual

El uso de los test y las puntuaciones del CI, están encaminadas a procesos de enseñanza aprendizaje en los que tienen un gran valor. Ya que los mismos se constituyen en predicciones del rendimiento escolar, responden al planeamiento de estrategias educativas por indican las necesidades educativas especiales, y porque son una herramienta muy eficaz para conocer el CI en el ámbito de la sociología, en poblaciones y las relaciones del mismo con toda una cantidad de variantes que son importantes para todos.

Importancia de su medición

En el coeficiente intelectual el resultado lógicamente determina algunos superdotados, llamados así porque poseen un cociente intelectual igual o mayor que 130, generalmente y se encuentran por encima del 98% de la población. A estos se les encuentra en la parte derecha más extrema de la curva de resultados. Los resultados de CI obtenidos, están relacionados con factores de estatus social de los padres, el CI de los progenitores, el estado de salud, la herencia. Esta última es una de las preocupantes del entorno del estudio del CI puesto que muchas investigaciones no han sido concluyentes sobre su influencia en el mismo y se ignora si el CI es hereditario o no.

importancia coeficiente intelectual

Hasta hoy, la media de las puntuaciones del CI han subido por cada década, pero estudiosos del tema no le dan relevancia alguna, todo lo contrario, en vista de que se ignora si son más altas porque hay más gente con habilidades o simplemente porque los test tienen algún grado de problema, sea por lo que sea, este campo es algo que cada día sigue siendo investigado.